El sobreseimiento de los policías en el Caso Muñoz: EL FALLO COMPLETO

Muñoz - Movilización 3(San Carlos de Bariloche) El fallo del Juez Bernardo Campana dice en la parte resolutiva: “DICTAR EL SOBRESEIMIENTO TOTAL DE ALMENDRO DAVID PAZ; JORGE OMAR ELIZONDO, JOSE ISMAEL JARAMILLO, ALMENDRO DAVID PAZ; y MANUEL ADOLFO POBLETE -YA FILIADOS AL COMIENZO DEL PRESENTE PRONUNCIAMIENTO- RESPECTO DE LOS HECHOS QUE SE LES ATRIBUYERAN EN ESTAS ACTUACIONES, CON LA EXPRESA MENCION QUE LA FORMACION DEL PRESENTE NO AFECTO EL BUEN NOMBRE Y HONOR DEL QUE GOZAREN (inc. 1 y último párrafo del art. 306 del C.P.P.), arts. 18, CN; 22, CRN; 8, inc. 1°, CADH).-”  RN24 accedió al fallo completo, que tiene detalles, realmente imperdibles

///Carlos de Bariloche, 14 de febrero de 2017.-
Y VISTOS:
El presente Expte. S. 4- 16-422 caratulada “Elizondo, Paz, Poblete y Jaramillo S/ INCUMPLIMIENTO DE LOS DEBERES DE FUNCIONARIO PUBLICO, del registro de este Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional N° 2 a mi cargo, Secretaría N° 4 cargo del Dr. Gerardo Miranda, a fin de resolver la situación procesal de MANUEL ADOLFO POBLETE, no tiene sobrenombres ni apodos, de 47 años de edad, de estado civil soltero, Comisario Inspector de la Policía de Río Negro, nacido en la ciudad de General Roca (RN) el día 17 de febrero de 1969, hijo de Segundo Poblete y de Eugenia Painemil, titular del DNI N° 20.450.695, domiciliado en calle Clemente Onelli 2525 de ésta ciudad; de ALMENDRO DAVID PAZ, no tiene apodos ni sobrenombres, de nacionalidad argentina, nacido en Arroyo de la Ventana (RN) el día 18 de enero de 1975, hijo de Almendro Paz y de Almerinda Quichan, de estado civil casado, Comisario de la Policía de Río Negro, titular del DNI N° 23.991.636, domiciliado en calle Villegas 563 de ésta ciudad, de JORGE OMAR ELIZONDO, nacido en Bahía Blanca el día 24 de mayo de 1970, hijo de Jorge Lucio -f- y de Lidia Blanca Sosa -v-, empleado policial, domiciliado en Namuncurá 560 de San Carlos de Bariloche, documentado mediante DNI nro. 21.559.448 y de JOSÉ ISMAEL JARAMILLO, argentino, nacido en Carmen de Patagones, Buenos Aires el día 20/11/1972, hijo de Ismael Irineo y de Ive Mulato, Casado, empleado policial, domiciliado en BARRIO Ñireco, Namuncurá 568 CASA 812 de SAN CARLOS DE BARILOCHE, documentado mediante DNI nro. Documento Nacional Identidad 22.979.135.

Y CONSIDERANDO:

I. El Ministerio Público Fiscal le atribuyó a Manuel Adolfo Poblete, a Jorge Omar Elizondo y a José Ismael Jaramillo los siguientes hechos: a Manuel Poblete en su condición Crio. Inspector de la policía de Río Negro, desempeñándose como Segundo Jefe de la U. R. IIIra. , con asiento en esta ciudad de San Carlos de Bariloche, haber omitido cumplir con los deberes inherentes a su función, conforme con el reglamento de Unidades Regionales establecido mediante decreto Nº 363/2002. A Jorge Omar Elizondo y José Ismael Jaramillo, en carácter de Comisario y Sub Crio. a cargo de la Unidad 42, no haber cumplido con su responsabilidad a tenor de lo previsto en el Decreto Nº 2248-93 (Reglamento de Unidades de Orden Público). Debiendo Poblete asumir la responsabilidad de velar por el correcto funcionamiento de los servicios a cargo de la descentralización operativa omitió controlar, supervisar y coordinar las tareas correspondientes de sus subordinados. Concretamente, ante la súbita desaparición del Ofic. Ayte. Lucas Damián Muñoz quien el día 14 de julio de 2016, a partir de las 13,00 hs. debía presentarse a cumplir con el servicio policial en la comisaría 42ª de esta Ciudad sin ninguna noticia acerca de su paradero, hasta que fue hallado sin vida víctima de un homicidio el día 10 de agosto de 2016 en horario del mediodía, en un sector próximo a la unidad policial lindero con la ruta de circunvalación.

Sostuvieron además los Fiscales que el incorrecto desempeño de Poblete en su función se había visto reflejado en distintos aspectos… tan es así que ante la noticia que el oficial Muñoz el mismo 14 de julio, apenas pasadas las 13,00 hs., se había comunicado con el Ofic. Sub. Luis Anselmo Nievas Garay anunciando que se encontraba en lugar próximo a la dependencia policial y advertida su desaparición el imputado consintió que tanto el jefe de la unidad, por entonces el Crio. Jorge Elizondo y el Sub. Crio. Jaramillo que para la ocasión lo secundaba por ausencia del Sub. Crio. Huanque, no dieran curso inmediato a las actuaciones sumariales ni impartiesen las directivas previstas por la reglamentación policial en una situación que denotaba gravedad, ya que dichos jefes no dispusieron ningún operativo específico y/o plan operacional para activar la búsqueda, ni siquiera una directiva específica como hubiese sido impartir la averiguación de paradero del oficial Muñoz desde un comienzo a la red policial, tampoco ordenaron de inmediato los rastrillajes que se cumplieron sin un diagrama preestablecido, por propia iniciativa del personal subalterno de la Cría. 42°, pues las autoridades de la citada dependencia policial tanto el Crio. Elizondo como el Subcrio. Jaramillo con anuencia del imputado omitieron un acto propio de sus funciones con la celeridad que las circunstancias exigían, dejando transcurrir varias horas hasta que el sumario de prevención fue iniciado en jurisdicción de la Cría. 2da., recién a partir del día siguiente, o sea el 15 de julio.

Asimismo, indicó la Fiscalía que dicha falta de supervisión y coordinación inherente a la investidura de Poblete implicó que dos efectivos de la fuerza, de manera ilegal, sin orden escrita y fundada de autoridad competente se introduzcan desde las 22 hs. del 14 de julio de 2016 en el hotel sito en la calle Francisco P. Moreno 594 , tratándose del domicilio de Lucas Muñoz, a cuya habitación de forma ilegítima accedieron los oficiales Maximiliano Morales y Daniel Irusta, momento para el cual ya existía una consigna dispuesta desde la Cría. 2da., ocasión en la que revisaron y alteraron efectos de carácter privado, carpetas con papeles e incluso manipulado una computadora personal, desde cuyo monitor se tomaron fotografías con el celular de Maximiliano Morales marca LG D855AR, que a las 01,24 hs. del 15 de julio de 2016 aquél las envió vía whatsapp al celular de Almendro David Paz, para ese momento superior jerárquico de los oficiales, en su calidad de jefe del Cuerpo de Seguridad Vial, a su teléfono marca Alcatel One Touch 4013E las capturas antes mencionadas que constan en Anexo A y B del Informe Técnico de Extracción Forense Nº 0080/16 suscripto por el Ing. David Baffoni de fecha 9 de agosto de 2016.

A su vez, el Ministerio Público sostuvo que desde el teléfono marca Alcatel One Touch 4013E, tales capturas fueron reenviadas el día 15 de julio de 2016, a las 10,22 am. por Paz al celular marca Motorola XT 1527 perteneciente al imputado Manuel Poblete, quien no podía excusarse del ilegal proceder de sus subalternos y así obtenidas las fotografías en su teléfono celular omitió aportarlas de inmediato para la investigación, ya que debió ser conminado por el Sub. Jefe de la Policía de Río Negro Daniel Jara quien le indicó que debía prestar declaración en el sumario prevencional que estaba tramitando el Sub Crio. José Eliseo González. Una vez que declaró en el sumario de prevención que se estaba instruyendo, interfirió ante Paz e Irusta en momentos previos que aquellos hicieran lo propio en la causa, toda vez que mantuvo conversaciones para asesorarlos en clara señal de entorpecer la investigación, pues con la demora y falta de coordinación en las acciones que se vienen refiriendo, los imputados en su carácter de funcionarios públicos han omitido y retardado el cumplimiento de obligaciones propias de su responsabilidad funcional, impidiendo de ese modo un operativo eficaz y organizado para encontrar con vida a Lucas Muñoz.

El fiscal a su vez, le atribuyó a Almendro David Paz el siguiente hecho a saber: en su condición de Comisario encontrándose a cargo del Cuerpo de Seguridad Vial, en esta ciudad de San Carlos de Bariloche, y en conocimiento que a partir del día 14 de julio de 2016, desde las 13,00 hs., no se había presentado al servicio de la Cría. 42° el Oficial. Ayudante Lucas David Muñoz, quien estuvo desaparecido hasta ser hallado sin vida víctima de un homicidio el 10 de agosto de 2016, en horario del mediodía, en un lugar próximo a la ruta de circunvalación en cercanías de la citada dependencia policial.

La Fiscalía sostuvo que Paz, faltando a su deber como responsable operacional de la dependencia a su cargo ilegalmente omitió los deberes inherentes a su investidura, al no haber impartido ninguna directiva a sus subordinados, tales como expedir circular o pedido vía radial de averiguación de paradero, o incluso de trasmitir la novedad a los demás puestos dependientes del Cuerpo de Seguridad Vial para localizar al Oficial Lucas Muñoz; mientras que autorizó a los oficiales Maximiliano Morales y Daniel Irusta, quienes prestaban servicio en la dependencia a su cargo, realizar averiguaciones para dar con Lucas Muñoz, lo cual implicó que aquellos de manera ilegal, sin orden escrita y fundada de autoridad competente se introduzcan desde las 22 hs. del 14 de julio de 2016 en el hotel sito en la calle Francisco P Moreno 594, tratándose del domicilio de Lucas Muñoz a cuya habitación accedieron de forma ilegítima, momento para el cual ya existía una consigna dispuesta desde la Cría. 2da., ocasión en la que revisaron y alteraron efectos de carácter privado, carpetas con papeles e incluso manipulado una computadora personal, desde cuyo monitor se tomaron fotografías con el celular de Maximiliano Morales marca LG D855AR, que a las 01,24 hs. del 15 de julio de 2016 aquél las envió vía whatsapp al celular del imputado Almendro David Paz, a su teléfono marca Alcatel One Touch 4013E las capturas antes mencionadas que constan en Anexo A y B del Informe Técnico de Extracción Forense Nº 0080/16 suscripto por el Ing. David Baffoni de fecha 9 de agosto de 2016.

Asimismo, desde el teléfono marca Alcatel One Touch 4013E , tales capturas fueron reenviadas el día 15 de julio de 2016, a las 10,22 am. por Paz, al celular marca Motorola XT 1527 perteneciente al imputado Manuel Poblete. En el contexto precitado, el imputado avaló el proceder de sus subalternos en connivencia con el Crio. Insp. Manuel Poblete, ocultándolo al Sub. Crio. González, quien había sido designado en carácter de preventor a cargo de la investigación que tenía por objeto las averiguaciones respecto del oficial desaparecido, como queda reflejado a partir del tráfico telefónico mantenido entre ambos jefes, según las constancias de fs. 444 y cc.
II.- Vale hacer notar que la presente causa se inició e instruyó a partir de la promoción Fiscal obrante a fs. 159/164 que fue suscripta el día 27 de julio de 2016 por el Dr. Guillermo Lista.

Obran como antecedentes del caso elementos de prueba de otros expedientes entre ellos:
1) la denuncia formulada por la Sra. Paula Raile de fecha 16 de julio de 2016, ocasión en la cual manifestó que ella vive en una casa que no es de su propiedad, que esta como encargada en la que vive con sus dos hijos menores de edad, en otra de las habitaciones su primo Tomás Nicasio Raile y su hijo menor de edad, y en otra habitación Lucas David Muñoz y Héctor Nirian. Aclaró que la casa es un ex hotel con varias habitaciones. Agregó que con motivo de la desaparición de Lucas (Muñoz), quien se desempeña como empleado policial de la Comisaría N° 42 el día jueves 14 de julio de 2016, alrededor de las 23:00 horas en adelante se hicieron presentes en la propiedad, una persona de sexo masculino, con el uniforme policial quien se dirigió a Daniela (Rodio)- novia de Lucas que vive en la ciudad de Villa Regina-, quien le indicó que ” permanezca tranquila que están haciendo todo para encontrar a Lucas”, tras ello se retiró de la propiedad, una hora más tarde, este mismo hombre la llamó por teléfono y le pidió a Daniela que revise todos los papeles, mochila y carpeta de Lucas, que saque números de teléfono, todo lo que encuentre, indicó que en dicha oportunidad estaban junto a ella, una agente de policía y la dicente.

Refirió que a los pocos minutos de ese llamado, llegó a la propiedad este policía quien nunca se dio a conocer por su apellido o cargo, se dirigió a la habitación de Lucas (Muñoz) en la cual estaban con la agente policial y Daniela buscando lo que le había pedido a Daniela, que este empleado policial estuvo alrededor de 15 minutos con ellos la testigo vio que agarró la mochila y la revisó pero no vio que se llevara nada.

Indicó que luego apareció otra persona vestida de civil, tampoco se identificó, eran aproximadamente entre la 01,00 a 1,30 hs. de la madrugada del viernes 15 de julio, ingresó a la habitación de Lucas donde estaban, también revisó la mochila y luego les pidió que se retiraren de la habitación “…las tres mujeres presentes…” y mientras decía esto se sentó en la computadora de Lucas, transcurso en el cual la testigo no saber que más ocurrió, sólo se que quedaron adentro el policía uniformado, esta persona de civil y su primo Tomás Raile a quien el mismo de civil le pidió que se quedara.

2) A fojas 7/10 la declaración testimonial de Daniela Rodio de fecha 16 de julio de 2016 ocasión en la cual indicó que esa noche una vez que se retiró de la Unidad Segunda lo hizo acompañada de un personal femenino para que la custodiara, toda vez que la orden de la policía fue que por haber discutido la noche anterior Lucas podía regresar y originarse un nuevo inconveniente. Indicó que al llegar al hostal siendo casi las 21,30 hs. un rato después cerca de las 22 hs. arribaron al mismo quien conoce como el oficial Maximiliano Morales acompañado de quien se hizo conocer como “Cucho” quien vestía de civil y la dicente indicó desconocer su nombre.

Refirió que Morales y “Cucho” ingresaron en la habitación cuando la dicente estaba en su interior. Aclaró que la habitación estaba abierta, que en ese momento se presentaron ante ella, “Cucho” quien dijo ser muy amigo de Lucas y entre los dos revisaron la mochila, “Cucho” le pidió si podía correrse para revisar la computadora personal de Lucas y le pidió si podían salir de la habitación, ya que a la dicente la acompañaba Vanina y la empleada policial. Refirió que Tomas Raile, hermano de Vanina, permaneció en el lugar.

Continuando con el detalle de los elementos reunidos debo indicar que a fojas 89/92 José Eliseo González depuso en la Fiscalía ocasión en la cual manifestó que no conoce a Lucas Muñoz, ni de vista ni por nombre. Del sumario surge que tiene una relación estrecha con Morales e Irusta, de amistad. Morales es compañero de promoción e Irusta era el proveedor de estupefacientes de Muñoz, conforme dichos de la novia. En cuanto a la irrupción a la morada, refiere el declarante que no tuvo conocimiento. Indicó que debió haber sabido y alguno de ellos por lo menos tenían que haberle avisado, incluso los superiores a quienes Morales e Irusta si le avisaron.

Aclaró que “lo saltearon”, lo pasaron por alto, siendo que Irusta sabía que él era el 2do. Jefe y preventor de la Unidad 2da. Indicó que tomó conocimiento de la irrupción en el domicilio de Muñoz, mediante un testimonio prestado por la novia de Lucas Muñoz (Daniela Rodio) el día viernes 15 de julio del corriente, entre la tarde y el mediodía. Señalaron esa circunstancia y donde nombra a “Cucho” como el proveedor de estupefacientes de Lucas.

Refirió que la declaración de Rodio consta en el sumario de la desaparición de Muñoz y que también en esa causa obran declaraciones del Comisario Poblete y del Subcrio Paz David de la Policía Caminera, como receptores de capturas de pantalla, por parte de Irusta, las cuales se incorporaron por ese testimonio. Indicó que está constatado por los testimonios de Reile Tomas y Rodio Daniela, que las capturas las efectuó Irusta en el domicilio de Muñoz, y eran capturas de la pantalla de la computadora. Jamás se le informó de la acción practicada por Irusta. Le llamó la atención que no le puso eso en conocimiento. El testigo acompañó un cuadro sinóptico que resume las relaciones de Irusta, Morales, Poblete y Paz, y que obra con más detalle en el sumario por la desaparición.

Explicó González que, particularmente, en una reunión convocada por el Jefe de Policía en la Unidad Regional, quien deseaba entrevistarse con Irusta el domingo por la tarde, antes de ingresar a la oficina para conversar sobre Muñoz, Irusta fue recibido por Poblete en su despacho en forma privada, situación que vió el declarante. Al finalizar la reunión, nuevamente el inspector Poblete lo llevó a su despacho, quedando en forma privada ellos. Tal situación resultó llamativa debido a que la entrevista era con el Jefe de Policía, y se interpuso antes el 2do. Jefe de la Unidad Regional, con menor cargo.

Indicó que lo mismo hizo con Paz, situación que fue advertida por el Oficial Acuña Carlos. Cuando Paz iba a declarar en el sumario por la desaparición, Poblete llamó a Paz y le dijo “acordate de decir lo que ya hablamos”. Ello fue presenciado por Acuña, quien escuchó cuando Poblete dijo eso y luego llegó Paz. Agregó que tiene vinculación con el hecho narrado, la declaración de Poblete en el sumario, ya que acompañó las capturas una semana después, haciéndolo a requerimiento del segundo jefe de Policía. Indicó que resulta llamativo que no las aportó antes, en ningún momento, ni al declarante ni a la justicia y que jamás dijo que tenía tales fotografías que se tomaran en el domicilio de Muñoz.

El cuadro de González obra a fs. 93 donde constan las vinculaciones que él afirma entre los empleados policiales Lucas Muñoz, Irusta, Maximiliano Morales, Manuel Poblete, Juan Ramón Fernández, Elizondo, Jaramillo y Osvaldo Painetrú.

A fojas 58/67 obran por su parte los resultados del allanamiento del domicilio donde residía Lucas Muñoz, en el cual fueron hallados una computadora de escritorio sin su CPU, una mochila marca Wilson con papeles varios municiones y otras sustancias, presumiblemente cannabis sativa. Finalmente a fojas 80/86 obran las fotografías y actuaciones llevadas a cabo por Gendarmería Nacional en los tres domicilios indicados y también de la requisa ordenada judicialmente sobre el rodado de Irusta.

A fojas 165/169 para mayor ilustración obra agregado auto interlocutorio N° 143 en el cual se ordenó, a pedido de la fiscalía el secuestro de los teléfonos pertenecientes a Manuel Poblete; Jorge Elizondo; Almendro David Paz y Jose Jaramillo, el cual se complementa con el auto interlocutorio N° 144 de fecha 27 de julio del corriente obrante a fojas 189/191.

A fojas 238/246 se encuentra el informe remitido por la OITEL donde constan diversas comunicaciones que han mantenido los imputados en autos.

A fojas 428/458 obra informe técnico remitido por la OITEL sobre el análisis realizado con los dispositivos de extracción forense respecto de los teléfonos que le fueran secuestrados a los imputados en autos a saber: respecto del teléfono Samsung SM j700m perteneciente a Jaramillo; del celular Motorola xt1527 de Manuel Poblete; del Samsung SM g313ml de Jorge Elizondo y de los teléfonos celulares marca Alcatel One Touch 4013E y Samsung gte3217l pertenecientes a Almendro Paz.

Allí se advierten los mensajes que mantuvieron Maximiliano Morales con Almendro Paz (a fojas 437) así como las imágenes de la computadora de Muñoz que le enviara a Paz desde el teléfono de Morales y la posterior remisión de dicho mensaje e imagen a Poblete. En tanto a fojas 440/441 puede verse ampliado el contenido de la imagen en cuestión.

Otro elemento de interés para analizar la situación de Poblete y Paz es la declaración indagatoria de Irusta la cual le fue recibida en las actuaciones que lo tienen como acusado.
Consta que en fecha 11 de agosto de 2016 Luis Daniel Irusta quien manifestó que Morales le mandó la fotografías a Paz, el Jefe de la Unidad, por Whatsapp y que después de ello fue a la Unidad 42°, lugar en el cual le llamó la atención que allí nadie lo buscaba a Muñoz que estaban tranquilos incluso tomando mate.

Además Irusta sostuvo que de todo dio parte a su Jefe Paz, al Jefe de la Regional y a Poblete y que le llamó la atención que mientras estaba buscando a Muñoz, nadie sabía de la ausencia del mismo. Sostuvo que según Poblete el Juez lo había autorizado a retirarse de la Ciudad y que viajó a Patagones por razones de salud.

También Irusta presentó su defensa por escrito y allí refirió que estaba cenando con Nahuel Fernández, hijo del Jefe de la Unidad Regional III en una pizzería en calle Diagonal Capraro cuando Morales lo llamó y le avisó que Lucas Muñoz no había ido a trabajar, que ante ello coordinó la búsqueda de Muñoz ante lo cual llamó a Paz quien le pidió que comenzara la búsqueda. Indicó que le pidió a Morales que se dirija a la terminal para verificar las cámaras de seguridad y consultar en el puesto que allí se encuentra.

Agregó que junto con Morales y el chofer del móvil se dirigieron a la casa de Muñoz y allí hablaron con la pareja de la dueña del lugar de apellido Raile. Sostuvo que ingresó a la habitación porque querían indagar si Muñoz estaba saliendo con otra mujer y es allí que revisaron la computadora de Muñoz que estaba prendida y en uso, que además extrajeron fotografías de la computadora. Refirió que llevó adelante este accionar en pos de la búsqueda de Muñoz y que luego de ello ingresó Daniela ofuscada y tras ello se fueron de la habitación.

Al salir llamó a Fernández y después a Paz por sus superiores, luego se dirigieron a la Unidad 42 y que allí el único que buscaba a Muñoz era Nievas que andaba en el móvil. Tras ello y previa comunicación con Juan Ramón Fernández hicieron un relevamiento de las cámaras ubicadas en cercanías de la casa de Muñoz y un relevamiento por la zona de costanera.

Por su parte Maximiliano Morales en fecha 11 de agosto de 2016 manifestó que obró con el conocimiento del Jefe de Regional quién le había dicho que si podía aportar algo lo hiciera refiriendo además que también sabía de su accionar el Comisario Paz.

Indicó que fue Irusta quien manipuló la computadora de Muñoz y le pidió el teléfono suyo para sacar fotografías a las pantallas, y tras ello él envió las fotos al Comisario Paz. A preguntas dijo que no obró con autorización específica del personal de la Comisaría 2da. que estaba a cargo de la búsqueda.

Consta que al evacuar las citas de los imputados Irusta y Morales (en el marco del proceso seguido en contra de ellos), a fojas 361/362 obra la declaración testimonial prestada por Juan Ramón Fernández por entonces Jefe a cargo de la Unidad Regional III quien en fecha 16 de agosto de 2016 indicó que Irusta después del allanamiento estuvo en la Unidad Regional hablando con (Manuel) Poblete por el tema del allanamiento y allí lo vio en el pasillo pero después habló con Poblete y que incluso después se enteró en el juzgado cuando vinieron a consultar que Irusta había perdido un chip en la Regional estuvo con González y lo charlaron con el Fiscal.

Indicó además Fernández que él se enteró de la desaparición de Muñoz a las 19 horas aproximadamente del dia 14 de julio, conforme lo informado por Elizondo jefe de la unidad 42° en ese entonces y ya le habían dado intervención a la Unidad Segunda quien se había hecho cargo del procedimiento y el preventor designado fue González. Indicó que allí ya habían puesto una custodia en el inmueble de Muñoz, una empleada policial femenino porque había que acompañar a la novia de Muñoz darle asistencia y refirió que no recuerda con claridad si eso se decidió antes o despues de prestar la primer declaración la novia de Muñoz de apellido Rodio.

A solicitud del Fiscal se recibió testimonial ampliada a Juan Ramón Fernández en fecha 24 de agosto del año 2016 ocasión en la que el mismo manifestó que desde el 14 de julio de 2016 tomaron razón de la desaparición del Oficial Ayudante Lucas David Muñoz. Que tanto él como Poblete se enteraron a través de lo comunicado por el Comisario Jorge Omar Elizondo titular de la Comisaría 42° quien se presentó personalmente ante ellos.

Indicó que Elizondo mandó a alguien de la Comisaría 42° a la casa de aquél Oficial para averiguar qué pasaba, no hubieron resultados satisfactorios por lo que personal de la Cría. 2da. también había sido enviado por cuestiones de jurisdicción dado el domicilio de Muñoz -Frey y Moreno de ésta Ciudad-. Indicó que Muñoz no fue hallado, por ello personal de la Cría II salió a buscar a quien sería la novia de Muñoz -Srta Rodio Daniela- ubicándola y trasladándola a la Unidad II donde el Oficial Escobar (de la Unidad 42°) le tomó la pertinente declaración. Sostuvo el declarante que en ese interin al bajar de la URIII junto con el Comisario Elizondo, vio que andaba por ahí el Oficial Valenzuela, ya estaba el Of. Ppal. Acuña y otro personal.

Sostuvo que hasta ese momento el declarante sabía que no había otro personal dependiente de su jurisdicción avocados al hallazgo de Muñoz, por lo que el Sub Comisario González, a partir de los dichos de Rodio dispuso medidas investigativas entre los conocidos que mencionara para averiguar respecto de Muñoz, inclusive fue convocado el Oficial Sub Inspector NIEVAS con servicios en la Comisaría 42° por ser quien se había comunicado telefónicamente con Muñoz cuando éste iba a tomar el servicio a las 13.30 hs..
Indicó Fernández que en cuanto a los procedimientos a seguir para dar con Muñoz no se articularon en particular, siendo que el Oficial Irusta le avisó por teléfono al dicente que estando en conocimiento de lo que pasaba saldría a buscar a Muñoz, lo mismo pasó con el Oficial Morales, autorizándolos a llevar adelante averiguaciones al respecto. En tal sentido indicó que el Oficial González no tomó conocimiento formal al respecto. Afirmó que les pidió a Irusta y Morales que cualquier cosa o novedad la reportaran a la U.R.III ó directamente al Oficial González, aclaró el compareciente que todo ello fue informal pero autorizó a dicha intervención dado que aquéllos oficiales eran amigos entre sí.

Afirmó que siendo Irusta y Morales personal de oficiales del Cuerpo de Seguridad Vial por decisión propia con posterioridad a la novedad de la desaparición de Muñoz en móvil de dicho Cuerpo de Seguridad salieron a buscar al desaparecido, con total desconocimiento del responsable de dichos oficiales Comisario David Paz quien estaba en su domicilio particular en esos momentos, desconociendo si Paz autorizó o no dicho proceder, sí le consta que le avisaron según lo que dijera el Oficial Irusta en su momento, vale decir que el Comisario Paz estaba al tanto de ésta situación ignorando si autorizó o no el empleo de dicho móvil de Cuerpo de Seguridad Vial para que salieran Morales e Irusta a tales fines.

Refirió además Fernández que los oficiales Morales e Irusta ingresaron al domicilio del oficial Muñoz, lo que ocurrió el mismo día que desapareció aquél oficial, más o menos a las 21.30 hs no obstante estar allí apostada una agente o Cabo femenino de la Unidad II como dispuso el Oficial González, llevando a cabo lo que se entendería como un “chapeo” de tales oficiales para ingresar como lo hicieron, haciendo salir a la Srta Rodio novia de Muñoz, a otras personas allí presentes y a la agente mencionada, quedando solos en ese ambiente abriendo la computadora personal de Muñoz obteniendo una fotografía del nombrado que nunca llegó a manos del Oficial González como preventor, sí llegó a manos del Comisario Inspector Poblete y del Comisario Paz quienes debieron haberla hecho llegar al oficial González como correspondía.

Indicó que tal procedimiento irregular de aquéllos oficiales de hecho constituía una falta a todo protocolo de actuación, habiéndose enterado por el Oficial González al día siguiente en horas de la mañana sobre ésta cuestión. El Comisario Inspector Poblete nunca le dijo oficialmente nada al respecto, no obstante estar enterado el dicente por el Oficial González en tal sentido, y tampoco le pidió explicaciones a Poblete. Pudo afirmar Fernández que habló con él, con González, para coordinar cómo seguiría el procedimiento de la búsqueda del Oficial Muñóz.

III.- DECLARACIÓN DE LOS IMPUTADOS:

Manuel Poblete tras negar el hecho que le imputó la Fiscalía manifestó, en presencia de su Letrado Defensor, que el día 14 de julio del corriente año 2016 cerca de las 14.00 horas se comunica con el dicente el Comisario Jorge Elizondo consultándole si lo iba a acompañar a una reunión que iba a tener con referentes de los Derechos Humanos en la Comisaría 42a., ante lo cual le manifestó su imposibilidad de acompañarlo en ese momento porque tenía otras obligaciones que cumplir y por ello ese día se retiró cerca de las 15.00 horas a su domicilio particular como habitualmente lo hacía. Indicó que a las 18.42 horas se comunicó con el Comisario Jorge Elizondo como Jefe de la Comisaría 42a donde él le informa que el Oficial Lucas Muñoz no se había presentado a trabajar, le refirió que ya le había informado al Comisario Inspector Fernández que era Jefe de la Unidad Regional III.

Refirió que concurrió a la Unidad Regional III cerca de las 19.00 horas mas precisamente en la oficina del 2do Jefe Sub Comisario Eliseo José González, allí se reunieron el suscripto, el Jefe de la Regional Crio Inspector Fernández Juan Ramón, la Jefa de Zona Crio Inspector Castillo Rosalba Beatríz, el Crio Jorge Elizondo, el Sub Comisario Jaramillo José Ismael, el Oficial Inspector Escobar de la Cría 42a y estaba presente el Sub Comisario González. En ese momento se le estaba recibiendo testimonio a la Srta. Rodio, novia del Oficial Muñoz y abordaron esta situación los nombrados. Indicó que una vez que se le recepta el testimonio Jaramillo y Escobar les exponen los pormenores de dicha declaración donde surge que el Oficial Muñoz se había retirado de su domicilio uniformado alrededor de las 13.00 horas, también se desprendió que habían discutido, que Muñoz era impulsivo.

Indicó el imputado que en virtud de ello acordaron que una empleada policial la iba a acompañar (a Rodio) hasta su domicilio de residencia teniendo en cuenta de que habían tenido una pelea, que Muñoz era impulsivo, etc. por si surgía alguna novedad de esta situación. Refirió Poblete que antes de finalizar esa reunión el Crio. Elizondo expone que en virtud de que el Oficial Muñoz tenía domicilio en jurisdicción de la Cría 2da y que por ese momento se lo había observado en esa zona a través de las cámaras de seguridad el Crio Elizondo sugirió que la Cría 2da debiera tramitar el sumario prevencional situación que fue aceptada por el Jefe de la Unidad Regional, Fernández quien dispuso que el Sub. Crio. González José Eliseo preventor sumarial de la Cría 2da. lleve adelante estas actuaciones. Refirió que en virtud de ello, antes de finalizar la reunión a viva voz expreso que se comunique de inmediato la causa judicial o sumario prevencional, y fue ante sus dichos que se interpuso el Jefe de la Unidad Regional Crio Insp. Fernández y expresó “…no no no, dejemos todo para mañana”, a pesar que ya habían pasado mas de 8 horas desde que hizo referencia la novia de Muñoz que éste se había retirado de su domicilio. Indicó el imputado que esta determinación del Jefe de Regional fue consentida por todos los presente menos por él y como se trataba de la máxima autoridad de la jurisdicción se respetó en ese momento dicha decisión.

Sostuvo además Poblete que le expresó su malestar (por lo decidido por el Crio. Fernández) a Elizondo ya que consideró que ante la desaparición de una persona se debía comunicar inmediatamente a la Justicia, ello debido a que está establecido como normativa legal, en el año 2012 se dictó un instructivo respecto a las actuaciones que la policía debe llevar adelante ante estos casos. Efectuó una somera descripción del protocolo básico de respuesta policial ante estos casos según el Art. 3° de la Ley 4645.

Manifestó Poblete que le indicó a su superior que se debía formar una comisión que se avocara a la búsqueda de Muñoz y así fue que se había conformado esa comisión con el Sub Crio. González a quien separó de sus tareas habituales, y que había designado al Tercer Jefe Of. Ppal. Mariñanco como encargado y supervisor de los rastrillajes.

Refirió Poblete que el Crio. Inspector Fernández Juan Ramón era el máximo responsable en la jurisdicción de conducir la Unidad Regional III de Policía es decir el conjunto de dependencias policiales sean operativas o especiales, está en el Reglamento, y así lo indican algunos incisos como por ej. el g) concurrir a aquellos lugares donde de su jurisdicción donde se produzcan hechos de magnitud, extrema gravedad y/o de amplia repercusión pública que hicieren necesaria su presencia adoptando todas las medidas que hubiere lugar.

Agregó que el día viernes pasadas las 10.00 horas de la mañana se comunica vía teléfono celular el Crio Paz David en ese momento Jefe del Cuerpo de Seguridad Vial allí le señala “sabías que dos oficiales míos durante la noche estuvieron buscando a Muñoz?”, dice “ahí te mando dos fotos que tomaron vía whatsapp” y allí le hizo referencia a que estaba esperando al Oficial Irusta para recibir las novedades del trabajo que le había encomendado el Jefe de la Regional III Crio Inspector Fernández. Manifestó que en ese interín de comunicación se presentó el Oficial Irusta quien le indicó que habían estado trabajando por orden del Jefe de la Unidad III y tras ello le exhibí estas dos fotografías enviadas por whatsapp enviadas por Paz a Fernández y le manifestó que había citado a Irusta para que venga a brindar detalles del trabajo que había hecho.

Sostuvo además que respecto al Sargento Rojas del Gabinete de Criminalística, quien inspeccionó el lugar el día viernes le consultó respecto a la existencia de archivos de encuentros personales o similares y Rojas le indicó que eso estaba, que no obstante esas pericias iba a llevar un tiempo. Indicó que el día domingo alrededor de las 17.00 horas encontrándose en su domicilio particular se comunica con él el Crio. Inspector Fernández que por disposición del Jefe de Policía se tenían que encontrar en la Unidad Regional III, ante lo cual se reunieron en la oficina del Crio. Inspector Fernández juntamente con el nombrado y el Dr. Mario Altuna. Sostuvo que Fernández manifestó que lo habían convocado a Irusta y entonces aguardaron los tres sentados en esa oficina. Indicó que a Irusta le hicieron preguntas y en un momento el Oficial Irusta mirando de frente al Crio Inspector Fernández le manifestó “Jefe si Ud sabe todo lo que hicimos”, ya Irusta estaba muy nervioso y cuando terminó de decir esa frase se quebró en llantos y refería que lo buscaban porque era su amigo.

Manifestó que tras ello en la Oficina de Operaciones de la Cria 2da. se presentó el Juez Dr. Campana el Secretario Dr. Miranda, el Fiscal Dr. Pichetto, estaba presente el Jefe de Unidad Regional Crio Fernández, el suscirpto, el Sub Comisario González José, el Oficial Acuña y el Of Ppal. Mariñanco, se presentó la Dra. Sarmiento se le recibió un testimonio allí se valoró esa declaración por la instancia judicial donde la Dra. hacía referencia que una colega le había descripto una videncia señalando que el Oficial Muñoz lo tenían en una vivienda del 2 de Abril, esta circunstancia no fue valorada por el Juez en virtud a los fundamentos, quien les explicó la imposibilidad de allanar una morada a partir de esas circunstancias.

Indicó Poblete que le resultó llamativo que después de la reunión mantenida con el Juez el día lunes en la noche que el Crio Fernández no haya concurrido a trabajar el día siguiente y llamativo porque en ningún momento Fernández siendo su 2do. Jefe le hizo conocer que el Oficial Irusta el día jueves en la noche se encontraba en una pizzería con su hijo Nahuel Fernández también empleado policial.

Describió que dispuso de diversas tareas como rastrillajes en El Bolsón comunicación realizada al Sub Comisario Relmo Miguel, rastrillaje en la jurisdicción dependiente de la Regional III al Jefe de la Sub Comisaría 55°, al de la Unidad 80° y por ende a la Comisaría 42.
Poblete señaló además que el día 20 de julio en horas de la noche, le hicieron saber que habían recibido una comunicación en la Cria. 28° que en el barrio Jamaica habían cruzado un cuerpo de una camioneta a otra y que hacían referencia que podría ser Muñoz y es ante esta situación que convocó a los Comisarios Elizondo, Sub Comisario de la Unidad 55° Torres donde se encuentra el barrio mencionado, entonces dispuso de un dispositivo de cerrojo, se constituyó en la Unidad 55° pasada ya la medianoche, convocó al personal de COER, a todas las dependencias policiales con el fin de bloquear todas las salidas del barrio y bloquear la rotonda del Diarco jurisdicción de la Cría 42°. Indicó que al día siguiente pasada media mañana por motivación del suscripto y por buenas relaciones con el Área del Plan de Manejo del Fuego ya había requerido el helicóptero para chequear de forma aérea la jurisdicción, ese día las condiciones climáticas habían mejorado entonces estaba a disposición ese helicóptero. Allí fueron con el personal que habitualmente sobre-volaban en virtud que el personal requería cierta experiencia por protocolo y la capacidad del aparato era mínima por lo que fueron con el Crio Elizondo, el Suboficial Mayor Santander Ismael e invitó en este caso al único periodista que accedió Sr. Pope que trabaja en el Diario El Cordillerano para que realizara las secuencias fotográficas y filmaciones de las zonas que iban a chequear en virtud de que policía carecía de estas herramientas tecnológicas.

Indicó que chequearon la zona cercana al asiento de la Cría 42° que aun tenían nieve algunas sobre todo donde había relieve montañoso no se podían observar muchos detalles.

Durante la audiencia el Sr. Agente Fiscal Dr. Lista le preguntó a Poblete cuánto tiempo hacía que estaba como 2° Jefe de Unidad Regional bajo la jefatura del Crio. Inspector Fernández, ante lo cual el imputado respondió que comenzó a trabajar simultáneamente con Fernández en febrero del 2016, que antes se conocían de vista ya que él era Jefe de Zona y le pasaba novedades del servicio cuando estaba el declarante en El Bolsón.
Almendro Paz al momento de ejercer su defensa manifestó que tomó conocimiento por parte del Oficial Acuña del Área de Investigaciones, quien le preguntaba por el teléfono de Morales anoticiándolo que el Oficial Lucas Muñoz de la Cría 42° no había llegado y que tenía conocimiento que era amigo de Morales. Refirió que tras ello le informaron que por orden del Jefe de Regional (Morales e Irusta) se habían ofrecido a colaborar y que el Jefe de Regional los había autorizado por tratarse de un amigo, y que le iban a ir informando a él sobre ésta situación, sobre lo que el Jefe de Regional tenía conocimiento.

Refirió que tras ello en horas de la madrugada entre las 01.00 y las 02.00 de la mañana el dicente estaba durmiendo y de pronto llegó un whatsapp a su teléfono y se trataba del teléfono de Morales. Indicó que le envió un signo de pregunta, entendiendo que era algo que estaba trabajando con el Jefe de la Regional ya que no tenía que ver con su Unidad Especial. Refirió que al otro día llegó al Cuerpo de Seguridad en su horario de trabajo habitual y lo primero que se fijó fue en el Parte de Novedades donde se informa al Crio. Inspector Fernández sobre las novedades del servicio, lo que había transcurrido, específicamente que de horas 22.00 a horas 03.00 el Oficial Morales había llevado a cabo recorridas por la Ciudad, en barrios de la jurisdicción de la Unidad 42° respecto al empleado Muñoz que presuntamente se encontraba desaparecido arrojando resultados sin novedad.

También verificó en el Parte que Irusta había estado colaborando hasta la madrugada, llegó tarde, yo estaba ocupado con el tema del estado de las rutas porque estaban congeladas se recibían muchos llamados de particulares al respecto, es algo de lo que avisó también al Jefe de la Regional ampliando dicho parte. Después cuando llegó Irusta el estaba con otro Oficial que está en la parte administrativa de apellido Macías Jaime, estaban mirando unos papeles cuando entró Irusta y le dijo que había estado haciendo averiguaciones con respecto a su amigo y que tenía que mirar unas cámaras,
Indicó que se quedó al lado de Irusta mientras hablaba con Poblete, escuchó que Irusta confirmó que había estado viendo unas cámaras pero no se enteró mayormente del tema, luego le pasó el teléfono de nuevo porque Poblete quería hablar, ahí éste le dijo que mande a Irusta para la Unidad Regional y ahí aproveché para mandarle las fotos que había recibido en su teléfono decidiendo reenviarlas desde su teléfono porque Irusta tenía el suyo sin batería como le expresó.

Indicó el imputado que era normal que los oficiales de su Unidad se manejaran directamente en confianza con el Jefe de la Unidad Regional, a veces éste se comunicaba con el y por ello no le pareció extraño que les pidieran que su personal colaborara en éste asunto de Muñoz.

El fiscal Dr. Lista le preguntó a Paz si le preguntó a Irusta qué clase de trabajo estaba haciendo para la Regional y el declarante dijo que cuando le preguntó le respondió que estuvo mirando cámaras de hoteles según le comentó.

El Fiscal le preguntó además a Paz si conocía a Lucas Muñoz respondiendo no recordar haberlo conocido personalmente, que se enteró de su desaparición la tarde noche del 14 de julio de 2016 por el oficial Acuña quien lo llamó para pedirle el teléfono de Morales porque eran amigos y compañeros de promoción de Muñoz. Indicó que apenas se supo la desaparición del empleado policial tal cosa se difundió como figura en el parte que se llevaban a cabo medidas para averiguar al respecto, lo que significa intensifican los controles sobre los autos que salen fundamentalmente de la Ciudad.

Refirió Paz que en realidad hay un protocolo a aplicar cuando ocurren éstos casos debiendo “iradiar” la novedad del caso por parte de la unidad de orden publico donde ocurrió el hecho y eventualmente también la Unidad Regional correspondiente por tratarse de un personal de la fuerza.

IV.- A fojas 616 se corrió vista al fiscal a fin de que indicara concretamente los hechos que la Fiscalía atribuía a Jorge Omar Elizondo y a José Ismael Jaramillo. El Dr. Govetto a fojas 617/619, indicó que no mantenía las imputaciones oportunamente realizadas por el Dr. Lista e instó el sobreseimiento de los prevenidos, ello a tenor de lo dispuesto por el art. 306 inciso segundo del C.P.P..

Además en dicha oportunidad el Fiscal se expidió en relación a la situación de Manuel Poblete. Recordó en relación a éste que se le había atribuido “el haber omitido cumplir con los deberes inherentes a su función, conforme con el reglamento de unidades regionales establecido mediante decreto Nº 363/2002. A su vez aclaró que a Jorge Omar Elizondo y José Ismael Jaramillo se le había reprochado que en el carácter de Comisario y Sub Crio. a cargo de la Unidad 42 no habían cumplido con lo previsto en el Decreto Nº 2248-93 (Reglamento de Unidades de Orden Público).

Poblete debía asumir la responsabilidad de velar por el correcto funcionamiento de los servicios a cargo de la descentralización operativa y que el mismo había omitió controlar, supervisar y coordinar las tareas correspondientes de sus subordinados. Concretamente que consintió que tanto el jefe de la unidad, Crio. Jorge Elizondo y el Sub. Crio. Jaramillo que para la ocasión lo secundaba por ausencia del Sub. Crio. Huanque, no dieran curso inmediato a las actuaciones sumariales ni impartiesen las directivas previstas por la reglamentación policial en una situación que denotaba gravedad, ya que dichos jefes no dispusieron ningún operativo específico y/o plan operacional para activar la búsqueda, ni siquiera una directiva específica como hubiese sido impartir la averiguación de paradero del oficial Muñoz desde un comienzo a la red policial, tampoco ordenaron de inmediato los rastrillajes que se cumplieron sin un diagrama preestablecido, por propia iniciativa del personal subalterno de la Cría. 42°, pues las autoridades de la citada dependencia policial tanto el Crio. Elizondo como el Sub. Crio. Jaramillo con anuencia de Poblete omitieron un acto propio de sus funciones con la celeridad que las circunstancias exigían, dejando transcurrir varias horas hasta que el sumario de prevención fue iniciado en jurisdicción de la Cría. 2da, recién a partir del día siguiente, o sea el 15 de julio.”

Indicó el Dr. Govetto en su dictamen que la investigación por la desaparición de Lucas Muñoz se inició formalmente el 14 de julio de 2016, conforme consta en el sumario -hoy de homicidio – 3BA-41112-MP2016, por el informe (fs. 1) presentado por la cabo Escobar al Jefe de Operaciones de la Unidad 42, José Jaramillo y el inicio de las actuaciones judiciales por “Averiguación de Paradero” ordenada por el Crio Elizondo (fs. 3) y ese mismo día, en horas de la tarde/noche, se le recibió declaración testimonial a Daniela Rodio y si bien esto ocurrió en la Unidad 2da., ello obedeció a que momentáneamente la 42 no tenía suministro eléctrico. No obstante ello, la diligencia estuvo a cargo del Oficial Escobar y el Subcomisario Jaramillo, ambos de la Comisaría 42. Refiere que la “orden del día N° 129” del 14 de julio (fs. 9/10) contiene en el punto 12 el pedido de averiguación de paradero de Lucas Muñoz, aunque figuran datos erróneos de a quien se debía comunicar y el organismo que lo requería y finalmente, el radiograma librado por la Comisaría 2da tiene fecha el 15 de julio (fs. 11).

Manifiesta además el Fiscal que por ello, más allá de las contradicciones entre Poblete en su declaración indagatoria de fs. 587/598, de la causa surgía que la investigación policial se inició el 14 de julio en la Comisaría 42°, ello conforme lo relatado por el Comisario Fernández y el Subcomisario González en sus testimoniales y demás constancias a las que hizo referencia.

El Fiscal se remitió a la declaración testimonial de fs. 89/92 del Subcomisario González, quien dijo que fue designado como instructor sumariante y que Elizondo quería participar activamente en la búsqueda. También aseguró que Jaramillo intervino en el trato y la búsqueda de manera coordinada con él y a su vez, el Comisario Fernández, a cargo de la Unidad Regional III° a fs. 361/362 en su declaración testimonial, indicó que el preventor de la causa desde el principio fue el Sub. Crio. González de la Unidad 2da., quien llamó a todos los policías.

Finalmente el Fiscal citó que el propio Poblete dijo que tomó conocimiento de la desaparición de Lucas Muñoz cuando Elizondo se lo informó, aproximadamente a las 18.30, lo que a su vez le había dicho a Fernández. Reiteró la existencia de la reunión esa tarde en la Regional con González, Fernández, Castillo, Elizondo, Jaramillo y Escobar. Estos dos últimos le estaban recibiendo la declaración a Rodio en la Unidad 2da. porque en la 42 no tenían electricidad. En esta oportunidad se resolvió que el sumario tramitara en la Unidad 2da. por ser el lugar de domicilio de Muñoz y que quedara a cargo de González.

Concluyó el Fiscal que este escenario permitía confirmar que Elizondo y Jaramillo participaron en su carácter de Comisario y Subcomisario de la Comisaría 42, en las primeras diligencias realizadas con motivo de la desaparición de Lucas Muñoz y que debía tenerse en cuenta que a consecuencia de sus intervenciones ya detalladas -informes, testimonial de Rodio-, se llevó adelante la reunión en la Unidad Regional IIIa. ante el Comisario Fernández. Allí se decidió que la investigación se instrumentara en la Comisaría 2da, a cargo del preventor Subcomisario González, quien a su vez reconoció que tanto Elizondo como Jaramillo estuvieron a disposición e inclusive este último colaboró con diversas tareas.

Ante el sobreseimiento instado por la defensa del Comisario Paz, se corrió vista al Fiscal. Consta que en esta oportunidad los representantes del Ministerio Público postularon el sobreseimiento de los imputados conforme los dictámenes que obran a fojas 617/619; 623/626 y 628/633 respectivamente.

A fojas 623/626 los Dres. Guillermo Lista y Martín Govetto instaron también el sobreseimiento de Almendro Paz. Concretamente indicaron que al inicio de esta investigación y cuando aún Lucas Muñoz no había sido hallado asesinado, el Ministerio Público Fiscal promovió acción en contra de Almendro David Paz, por diversas conductas relacionadas a su intervención como funcionario público en las tareas de búsqueda. Refirieron que en lo sustancial, le atribuyeron haber faltado a su deber como responsable operacional de la dependencia a su cargo – Cuerpo de Seguridad Vial – y por ello, ilegalmente, omitió los deberes inherentes a su investidura al no haber impartido ninguna directiva a sus subordinados, tales como expedir circular o pedido vía radial de averiguación de paradero, o incluso de trasmitir la novedad a los demás puestos dependientes del Cuerpo de Seguridad Vial para localizar al Oficial Lucas Muñoz; mientras que había autorizado a los oficiales Maximiliano Morales y Daniel Irusta a realizar averiguaciones para dar con Lucas Muñoz, lo cual implicó que aquellos de manera ilegal ingresaran al domicilio de Muñoz.

En su dictamen los Fiscales refieren que Paz de esta manera, avaló el proceder de sus subalternos en connivencia con el Crio. Insp. Manuel Poblete, ocultándolo al Sub. Crio. González, quien había sido designado en carácter de preventor a cargo de la investigación que tenía por objeto las averiguaciones respecto del oficial desaparecido. Además indican que la investigación por la desaparición de Lucas Muñoz se inició formalmente el 14 de julio de 2016, conforme consta en el sumario – hoy de homicidio – 3BA-41112-MP2016, por el informe (fs. 1) presentado por la cabo Escobar al Jefe de Operaciones de la Unidad 42, José Jaramillo y el inicio de las actuaciones judiciales por “Averiguación de Paradero” ordenada por el Crio Elizondo (fs. 3).

Sostuvieron además los Fiscales que ese mismo día, en horas de la tarde/noche, se le recibió declaración testimonial a Daniela Rodio y si bien esto ocurrió en la Unidad 2da, ello obedeció a que momentáneamente la 42° no tenía suministro eléctrico. No obstante ello, la diligencia estuvo a cargo del Oficial Escobar y el Subcomisario Jaramillo, ambos de la Comisaría 42. Asimismo la orden del día N° 129 del 14 de julio (fs. 9/10) contiene en el punto 12 el pedido de averiguación de paradero de Lucas Muñoz, aunque figuraban datos erróneos.

Concretamente respecto de Almendro David Paz, los Fiscales sostienen que el nombrado ejerció su derecho de defensa a fojas 602/615, realizando un relato de su intervención y aportando documentación. En lo sustancial, Paz aseguró que la actuación de Morales e Irusta fue supervisada o con conocimiento del por entonces Jefe de la Unidad Regional IIIa, Crio Fernández. Que estas intervenciones de sus oficiales en otras tareas para diferentes Unidades eran habituales por la naturaleza del Cuerpo de Seguridad Vial.

Los Fiscales entienden tras escuchar a Paz que no ha podido verificarse que efectivamente el imputado haya tenido conocimiento del despliegue de Irusta y Morales, especialmente el del ingreso de manera ilegal al domicilio de Muñoz.

Concluyeron que todo indica que Irusta y Morales actuaron, o bien por decisión propia, o bien bajo la supervisión del Jefe de la Unidad Regional, ya que se verificaron las comunicaciones mantenidas entre ellos.

Finalmente sostuvo la Fiscalía que la obligación de dar inicio a las actuaciones por averiguación de paradero de Lucas Muñoz no le correspondía al Cuerpo de Seguridad Vial a cargo de Almendro Paz.

Asimismo a fojas 628/632 los Dres Lista y Govetto dictaminan a favor del sobreseimiento de Manuel Poblete. Concretamente en dicha oportunidad reiteraron algunos conceptos y agregaron que debe tenerse en cuenta la declaración testimonial de fs. 89/92 del Subcomisario González, quien fuera designado como instructor sumariante. Refirieron los Fiscales que a partir de ese testimonio debía concluirse que Elizondo y Poblete participaron activamente en las tareas de búsqueda respecto del Ofic. Muñoz, más allá de que Poblete demoró la entrega de las fotografías que había recibido.

También indicaron los Fiscales que el Comisario Fernández, a cargo de la Unidad Regional IIIa a fs. 361/362 en su declaración testimonial, indicó que el preventor de la causa desde el principio fue el Subcomisario González de la Unidad 2da, quien llamó a todos los policías. También a fs. 376 reconoció que todo fue informal, que los procedimientos a seguir para dar con Muñoz no se articularon en particular, siendo que el Oficial Irusta le avisó por teléfono al dicente que estando en conocimiento de lo que pasaba saldría a buscar a Muñoz, lo mismo pasó con el Oficial Morales, autorizándolos a llevar adelante averiguaciones al respecto, sin que el Oficial González tomara conocimiento formal, no obstante estar a cargo del sumario prevencional . A la vez reconoció que les pidió a Irusta y Morales que cualquier cosa o novedad la reportaran a la URIII o directamente al Oficial González.
En la misma ocasión refiriéndose a Poblete en su carácter de 2do. Jefe de la UR III como responsable de todo lo operativo de dicho Comando admitió Fernández que anduvo cumpliendo su rol volando en el helicóptero que buscó en su momento al desaparecido, participó asimismo en varios de los rastrillajes llevados a cabo para dar con el Oficial Muñoz, es decir, cumplía el rol que le correspondía en tal sentido – ello según fs. 376 vta..

Concluyó entonces la Fiscalía que no se confirmó que Poblete haya efectivamente omitido algún acto que se encontraba obligado a realizar como Segundo Jefe de la Unidad Regional III y también se verificó que tuvo conocimiento de lo realizado por Morales e Irusta el 15 de julio en horas de la mañana, supuestamente con autorización de Fernández, por lo que mal pudo haber sabido y consentido este accionar ilegal, ni menos tener razones para ocultar información o retacearla al preventor designado.

Es por ello que los Fiscales consideran que la presente investigación se encuentra agotada y tras analizar las distintas pruebas que se se han incorporado a la causa, afirmaron que debía adoptarse un temperamento definitivo en su favor, por aplicación de lo dispuesto en el art. 306 inc. 1ro. del Código Procesal Penal, con relación a las conductas que en su momento le han sido atribuidas.

V.- Llegado el momento de resolver la situación procesal de los imputados, he de analizar los dictámenes de la Fiscalía en los cuales se postula el sobreseimiento de los prevenidos. Tras agotar dicho examen debo concluir que dichos requerimientos se encuentran motivados y por tanto cumplen acabadamente con la manda del art. 57 del C.P.P. y por tanto corresponde disponer el sobreseimiento peticionado.

La actividad promotora de la acción pública corresponde en nuestro sistema al Fiscal y ello trasunta una neta diferenciación respecto de las facultades decisorias propias del órgano jurisdiccional. A la Fiscalía le corresponde el ejercicio de la acción penal.

La acción penal es ejercida por el Estado a través del acusador público: el Ministerio Público Fiscal quien es el que asume la promoción y ejercicio de la misma respetando los principios que sustentan su actuación. Los Fiscales deben actuar con objetividad, es decir conforme a la justa aplicación de la ley, de ello se desprende que sus requerimientos deben postularse en protección de la Constitución y de la Ley y por ello se comprende que actúen, incluso en defensa de los imputados en ciertos casos.

Estamos aquí ante una causa que se formó por impulso del Ministerio Público Fiscal y en la cual se han cumplido todas las medidas de prueba que la Fiscalía solicitó y que el suscripto consideró pertinentes y útiles. Además se ha escuchado a los imputados y tras ello los Dres. Govetto y Lista han dictaminado en favor del sobreseimiento, temperamento que debe prosperar en atención a la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los fallos “Mostaccio”, “Tarifeño”, “García” y “Cattonar”.

El máximo tribunal del País, en el fallo “Mostaccio” del 17 de febrero de 2004, con el voto de los Dres. Petracchi, Belluscio, Boggiano, Maqueda y Zaffaroni, dejó sin efecto una sentencia de un Tribunal de Juicio de la Provincia de Mendoza, porque se había condenado al imputado, pese a que el Fiscal había requerido su libre absolución. En esa oportunidad, la mayoría de la Corte consideró que “…La imposición de la condena transgrede las garantías constitucionales de la defensa en juicio y el debido proceso -art. 18, Constitución Nacional- si el Fiscal, durante el debate, solicitó la absolución del imputado, pues no se respetan las formas esenciales del juicio -acusación, defensa, prueba y sentencia pronunciada por los jueces naturales-…”

Si bien allí se trató de una cuestión planteada en etapa de juicio, lo cierto es que dicho criterio resulta aplicable al presente caso máxime cuando no hay querellante particular, no procede la consulta al Fiscal de Cámara y la causa solo transitó la etapa de instrucción.

Por su parte, dicha postura fue oportunamente recibida por el mismo Tribunal -con otra composición- en los precedentes “Tarifeño, Francisco” del 28 de diciembre de 1989 (Fallos 325:2019 —LA LEY, 1995-B, 32—); “García, José Armando” (T. 91, XXVII —LA LEY, 1995-B, 31—); “Cattonar, Julio Pablo s/ abuso deshonesto” del 13 de junio de 1995 (C.408. XXXI —LA LEY, 1996-A, 67—).

No podemos dejar de lado lo que han dicho nuestros tribunales al respecto y en clara coincidencia con el criterio ya sentado, vale recordar que la Cámara Segunda del Crimen de esta ciudad ha dicho en actuados “G. JUAN ALBERTO Y G. JULIAN CRISTIAN S/ ROBO (TTVA.)”, reg. de Cámara 16-107-A indicó que las directrices constitucionales inspiradas en el modelo acusatorio deben tener incidencia a la hora de establecer la intervención del Ministerio Público Fiscal en determinados actos del proceso penal y limitar el ejercicio del poder penal en cabeza de los órganos juridiccionales respecto a otros.

La Cámara en dicha oportunidad indicó que de la lectura de la doctrina de fallos de la C.S.J.N., se puede apreciar que al Juez le está vedado involucrarse en la constitución de la pretensión propia del acusador, sea superándola mediante decisión de cargo a pesar de la ausencia de pretensión punitiva, o sea sustituyéndolo para que otro fiscal persiga.

A todo evento rige la garantía consagrada por el art. 18 de la Constitución Nacional exige la observancia de las formas sustanciales del juicio relativas a la acusación, defensa, prueba y sentencia dictada por los jueces naturales (Fallos: 125:10; 127:36; 189:34; 308:1557, entre muchos otros).

Entonces procede el sobreseimiento que fue requerido por los Sres. Defensores y consentido por la Fiscalía. Considero que resolver en otro sentido equivaldría a llevar adelante una transgresión a las garantías constitucionales de la defensa en juicio y el debido proceso. He de proceder a tenor del art. 306 inc. 1 del C.P.P. pues el Ministerio Público Fiscal dictaminó que la instrucción se encuentra agotada y que los elementos colectados son insuficientes para acreditar las atribuciones formuladas o incluso descartan las imputaciones.

Por ello;

RESUELVO:

I.- DICTAR EL SOBRESEIMIENTO TOTAL DE ALMENDRO DAVID PAZ; JORGE OMAR ELIZONDO, JOSE ISMAEL JARAMILLO, ALMENDRO DAVID PAZ; y MANUEL ADOLFO POBLETE -YA FILIADOS AL COMIENZO DEL PRESENTE PRONUNCIAMIENTO- RESPECTO DE LOS HECHOS QUE SE LES ATRIBUYERAN EN ESTAS ACTUACIONES, CON LA EXPRESA MENCION QUE LA FORMACION DEL PRESENTE NO AFECTO EL BUEN NOMBRE Y HONOR DEL QUE GOZAREN (inc. 1 y último párrafo del art. 306 del C.P.P.), arts. 18, CN; 22, CRN; 8, inc. 1°, CADH).-

Protocolícese, Regístrese, Notifíquese, firme que se encuentre archívese.

Comments are closed.