Aristimuño por Knock Out en el Luna Park

(CABA – Fuente: Prensa 300 Producciones) El sábado Lisandro Aristimuño regresó al Estadio Luna Park donde repasó la biografía de su obra a través de un repertorio de 24 canciones, 5 músicos invitados, una puesta escénica imponente y la versatilidad demoledora y sublime de su banda integrada por Martín Casado (batería, glockenspiel, tinchofón y coros), Carli Arístide (guitarra eléctrica, charango y coros), Rocío Aristimuño (percusión y coros), Lucas Argomedo (cello y bajo), Ariel Polenta (teclado y coros), Pablo Jivotovschii (violín) y Tano Díaz Pumará (violín) bajo la dirección musical y los arreglos de Lisandro quien además de la voz y las guitarras, dirige los samplers y programaciones.

Lito Vitale en piano junto a Juan Carlos Baglietto en voz lo acompañaron en una versión íntima y extraordinaria de “Tu nombre y el mío”. El Zorrito Von Quintiero tocó el bajo en “En el séptimo día”, la canción de Soda Stereo con la cual Lisandro eligió homenajear a Gustavo Cerati en el día de su cumpleaños. Elena Roger cantó en “Tres estaciones” y Emmanuel Horvilleur lo hizo en “Tu corazón”, previo a un final con tres bises y una ovación interminable con el total del público de pie.

Admirado por la singularidad de sus composiciones, la creatividad de sus arreglos en vivo, sus presentaciones son consideradas únicas e imperdibles por la identidad de su sonoridad y la magnitud artística de su propuesta.

La periodista Dlores Moreno de Diario La Nación escribió: “Pasadas las 21:30, el trovador empieza su recorrido. Solo, con la guitarra, espera la llegada del resto de los músicos. Entre ellos, su hermana y su primo, se suman los violines, los teclados, el bajo y el “Tincho” Martín Casado, con su batería.

Elige arrancar con “Me hice cargo de tu luz” para continuar con una setlist de 25 canciones que incluirá temas de su 6 discos, ( Azules turquesas, Ese asunto de la ventana, 39º, Las crónicas del viento, Mundo Anfibio y Constelaciones).

El Luna Park pasa de azul a amarillo, Lisandro saluda a su público y sigue con “How Long”, donde invita a su hermana a zapatear, Rocío es la encargada de poner con las congas el tinte latinoamericano.

“Vamos a flotar, vamos a darle un poco de amor a este lugar. Entre tanta cosa fea que hay, vamos a disfrutar de la música y el amor. De corazón, muchas gracias por haber concurrido a este lugar para escuchar”, dice.

Y llega uno de los temas de su último trabajo, “Una flor”. “Quiero besar sin tener que matar”, canta mientras hace un duelo de guitarras con su primo.

Todo lo demás, fiesta.

Fiesta total.

Lisandro, le ganó por knock out al Luna Park.

CategoríasSin categoría