«Nefasto»

(Viedma – Fuente: Prensa UPCN) Según lo que difundió días atrás el gobierno, este año iniciaron ‘un camino de equilibrio en las cuentas’ y lo cierran ‘cumpliendo con los pedidos realizados por los empleados rionegrinos en materia de sueldos’. Cualquier trabajador que lee esto siente como el gobierno le toma el pelo de forma descarada e impune.

Lo que difunden como discurso oficial es una desvergüenza y otra burla más al trabajador que día a día cumple con su tarea. Y lo que NO DICE el gobernador ES QUE LA CARGA DEL ‘EQUILIBRIO’ LA PUSIERON TODA SOBRE LAS ESPALDAS DE LOS TRABAJADORES, HACIENDO EL MÁS TREMENDO AJUSTE SALARIAL VISTO EN AÑOS (a excepción del ‘95, cuando los gobernantes por lo menos asumieron el costo de declararse en ‘emergencia’). Año nefasto el 2018. Los trabajadores de la Administración Pública rionegrina pasamos a ser mano de obra barata.

ÉSA ES LA REALIDAD.

EL GOBERNADOR WERETILNECK se viste con palabras de marketing para esconder lo que hace y pretende que ‘lo compremos’ como si fuera un paquete de manteca. MIENTE DESCARADAMENTE mientras la realidad -desnuda de cualquier estrategia pre electoral, como la que está organizando- muestra a los trabajadores de la Administración Pública rionegrina cada día más empobrecidos y llenos de dificultades económicas. Las deudas ya no son para cambiar el auto o pintar la casa, es la canasta básica, la comida de las familias la que no se cubre de ninguna manera con las miserias salariales de este gobierno.

En otra nota oficial que sale hoy (nos enteramos por allí de las palabras del un gobernador que en todo el año no respondió uno sólo de los petitorios de los 15.603 trabajadores que somos partes de la UPCN), el gobierno ratifica que pasa por un holgado ‘momento financiero’ que derivó en un ‘ofrecimiento salarial’ en diciembre. ‘ATE aceptó’, dice el gobierno y nosotros agregamos que, desde que participa en la Mesa ATE ACEPTA TODO SIN DISCUTIR NADA a favor de los trabajadores y así, llevó en el mes de diciembre los salarios al mínimo. El gobierno agrega, sin vergüenza, que ‘espera igual actitud del gremio docente’ y a los 15.603 afiliados de la UPCN los trata de ‘rebeldes’ porque no aceptamos el impúdico ajuste que llevó a nuestros salarios a la mitad de su valor mientras todo (comida, alquileres, medicamentos, vestimenta, etc.) se triplicó o cuadruplicó.

ÉSA ES LA REALIDAD.

El gobierno reformó la Ley de la Función Pública no como ‘gesto democrático’, como quiere ‘venderlo’ (si hubiera sido así, habría aceptado la propuesta que HACE MUCHO TIEMPO le solicitó la UPCN sobre la aprobación de un Convenio Colectivo de Trabajo) sino con intenciones de ajuste impúdicos.

Los trabajadores deben saber que este gobierno siguió con la Ley de Función Pública (hecha en un contexto específico igual que Río Negro Fiduciaria que siguió usando durante sus dos mandatos) e incluyó a ATE para sacarlo de la calle, denigrarlos como fuerza de trabajadores y usarlo para llevar adelante su plan de ajuste a costa de los agentes de la Administración rionegrina.

Plan maquiavélico y diseñado en cada punto, incluso en la ‘repartija’ de bonos y vueltitos distribuidos mensualmente para acallar a la gente. Pero los trabajadores de la Administración Pública vamos descubriendo el juego perverso que hace el gobernador Weretilneck con quienes le llevan adelante las tareas del Estado, a quienes nos paga los salarios más bajos (este año, con 50% de inflación no alcanzamos nosotros un 25%) y pretende hacernos creer que cumple en materia de sueldos.

ÉSA ES LA REALIDAD.

 

 

CategoríasSin categoría